Trastorno-depresivo-persistente

Trastorno depresivo persistente (Distimia)

El trastorno depresivo persistente o también llamado distimia es un tipo de depresión crónica que esta presente por largos periodos de tiempo, en donde la baja autoestima, sensaciones de ineptitud, desesperanza y la perdida parcial o total del interés, se suele prolongar durante años. Este tipo de trastorno afecta la interactividad que tenemos en diferentes lugares ya sea en el entorno estudiantil, laboral o personal, debilitando nuestras relaciones interpersonales.

Causas del trastorno depresivo persistente 

Las causas de este trastorno no suelen ser precisas, pero existen ciertos parámetros que enmarcan las más comunes:

  • Causas ambientales. Los acontecimientos traumáticos juegan un papel importante en el trastorno depresivo persistente, ya que aumentan las probabilidades de padecer este tipo de depresión. Situaciones como el abuso sexual, accidentes automovilísticos que provocaron perdidas motrices o humanas y situaciones que someten a nuestro cerebro a altos niveles de estrés se convierten en factores a tener en cuenta.
  • Cambios químicos en el cerebro. Cuando se habla de cambios químicos en el cerebro entran a influir los neurotransmisores, estos se encargan de la transmisión de señales entre neuronas mediante la sinapsis. En pocas palabras cuando los neurotransmisores no funcionan correctamente en el cerebro, nuestras habilidades motrices y estado de animo se ven directamente afectados.
  • Herencia de genes. Aunque no hay un texto científico en el cual se fundamente esta teoría, expertos en el tema han observado patrones en donde personas cuyos familiares de sangre hayan experimentado un trastorno depresivo son mas propensas a padecerlo en el futuro.

Síntomas del trastorno depresivo persistente 

Los síntomas de este trastorno se hacen característicos por estar presentes durante meses e incluso años sin desaparecer, convirtiéndose en episodios de larga duración. Sus síntomas no suelen diferir en gran medida con los de otros tipos de depresión. Aquí te dejamos algunos de ellos.

  • Tristeza y desesperanza.
  • Fatiga y falta de energía
  • Alteraciones en el apetito
  • Trastornos del sueño como los son el insomnio y la hipersomnia.
  • Sentimientos de preocupación o culpa.
  • Problemas para concentrarse y reaccionar rápido ante la toma de decisiones.
  • Baja autoestima.
  • Sentimiento de inhabilidad para hacer determinada actividad.
  • Generalmente la sensación de estar aislado se incrementa al borde de evitar cualquier tipo de actividad social.

Tratamientos del trastorno depresivo persistente

Usualmente se emplean psicoterapia y el uso de fármacos bajo prescripción medica.

Artículos relacionados episodio depresivo.

Comparte este post o guárdalo en tu red social

SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG

Recibe semanalmente consejos de marketing digital, creación de contenido para redes sociales y mucho más.

No nos gusta el Spam, por lo cual, no recibirás artículos sobre otros temas.